Hostelería cascarilleira en La Barra (A Coruña)

Han sido muchas generaciones de coruñeses las que han paseado por los Cantones luciendo fachada gracias a las latas de sardina y a la cascarilla, el sustituto barato del café, esclavos de la imagen y el postureo tan típico de algunos vecinos de esta ciudad. Éste es el rasgo que menos me gusta de A Coruña, que tuve que soportar durante años y del que me creía libre; por desgracia, de vez en cuando me encuentro de nuevo con la cultura cascarilleira, cutre hasta la médula.

Ayer por la noche salimos a tomar unos vinos y acabamos en La Barra, un lugar en el que sólo había tomado vinos con tapa incluida, cosa rara en el centro, y unas patatas alioli bastante malas que atribuí en su momento a la cantidad de gente que había en el local. Cris lo conocía como “El Pretencioso”, en dónde todavía se sirven raciones (escasas) en horteras y trasnochadas losas de pizarra. Pero lo peor no es la presentación, sino la comida y el servicio.

Poco promete un bar en el que te sirven microcroquetas fritas en aceite rancio en una copa de martini. Pero lo peor estaba por llegar y la tosta de bacalao tampoco defraudó: no había forma de comérselo. Se lo comentamos al camarero, se llevo el plato con los restos a la cocina para devolvérnoslo al momento y decirnos que el cocinero aseguraba que el bacalao no estaba caducado. “Si eso no lo dudamos, el problema no es la fecha de caducidad sino que el bacalao es malo”. Cris apostó a que no nos lo cobraban, pero siendo de A Rúa y estando poco familiarizada con la hosteleria cascarilleira, obviamente se equivocó. Ni una disculpa ni invitación a café o postre, una cuenta de casi 30€ por 10 croquetas diámetro de canica, suspiros de carpaccio, el dichoso bacalao, una botella Godello y la sensación de que nos habían tomado el pelo son los motivos de este post.

Menos mal que nos quedan el Gayoso, Casa Saqués, el Montecarlo, Os Belés, O Carreteiro y otros tantos bares de barrio que entienden a la perfección lo que significa ofrecernos buenos momentos compartiendo vino y comida.

Mañana retomo temas más simpáticos y publico el vídeo del pumkin pie con masa cruda (semifracaso)

Tags: , , , , , ,

10 Responses to “Hostelería cascarilleira en La Barra (A Coruña)”

  1. patencia Says:

    De pronto “el incidente del bacalao” me recordó a aquel de casa Mingo. Pero este parece peor, al menos entonces el queso de cabrales estaba bueno. Por cierto, siguen cobrando el pan sin decirlo.

  2. O Peto Lareto Says:

    Algunha desas teño pasado, pero nunca tan abondosas e bochornosas como as vividas en Aragón.
    Semella que existe unha corrente “in crescendo” segundo a cal o hosteleiro exerce de benefactor do cliente, prestandolle un valioso favor en troques dun servizo.
    Naturalmente, a calidade de dito servizo correspóndese co ideario que aponto, polo tanto e en boa lóxica o servizo é de malo a moi malo, pois queda claro que por riba de que che fan o favor non pretenderás que te atendan ben.

    Por outra banda, sempre se atopan pequenas xoias e locais ós que non tardas en voltar, pois non fían nen fan favores, simplemente serven profesionalmente e o que é máis importante, honrada e decentemente.

  3. Fran Says:

    Desde luego es ver como matar un sitio que siempre fue maravilloso. Ahora el ambiente de la antigua barra se trasladó al lateral de la iglesia de San Jorge, cerca de la plaza de San Agustín. Se trasladó con parchises y todo.

    Yo no entro por tema recuerdos y por que el tema de cocina de “diseño al estilo tradicional” no me van.

    Por si no fuiste nunca, un sitio que me parece original y con unas cosas que yo no conocia, es la postreria en la plaza de santa Catalina.

    Un saludo.

  4. Rodrigao Says:

    Patencia, lo de cobrar el pan sin indicarlo en algún sitio, aunque no te lo comas, es tan normal que lo asumes como un impuesto revolucionario. Este lugar y casa Mingo no tienen ni punto de comparación, por ambiente y por calidad de la comida.

    O Peto Lareto, concordo contigo. Uma mágoa que a tradição gastronómica tão rica que temos e uns produtos de tanta qualidade se bote a perder por tanta falta de profissionalidade no sector. Menos mal que nos queda Euskadi e O Bierzo!

    Fran, graças pola recomendação e hei-de provar quando vaia por Corunha.

  5. cris Says:

    Por alusións…

    Xa contaba con que nos cobraran o bacallau. Coa miña actitude positiva e esperanzada só trataba de evitar que quitases unha daga, puxeras un antifaz de xusticieiro gastronómico e montases unha desfeita na cociña. Ademais o camareiro era moi guapo, así que merecía sobrevivir.

    O post de “que facer se te dan calabazas” mellor non o comento.

    Coidarse ;)

  6. Rodrigao Says:

    Não tinha pensado montar uma desfeita na cozinha, simplesmente ter pedido a folha de reclamações, marchar e nunca mais voltar.

    Um bico (e uma aperta dessas de “sincerely yours”)

  7. Montrovita Says:

    Meu irmán, o Gayoso ten os seus momentos. Non sei se falas da taberna ou do restaurnate. Imaxino que da primeira, e está ben sempre que o “chef” teña un bó día, e o servicio é bastante regular, por certo. Teremos que probar de novo porque cando as cousas saen boas realmente merece a pena…pero sigo pensando que é unha lotería.

    Fran, discrepo coa Postrería, a verdade é que somente lle demos dúas oportunidades; unha un almorzo, rico pero non delicioso e a segunda un postre despois dunha cea nun vexetariano que nos resultou bastante malo. Eu pedira unha copa de marmelo con xa non lembro que porque foi demasiado pesado e Javier pedira un bizcoito de chocolate cun zume de froitos roxos que resultou bastante insípido. Por suposto disto xa hai dous anos e pode que mellorase, voltaremos a probar a ver se temos mais sorte. Para o meu gusto, moi pretencioso.

  8. Rodrigao Says:

    Sempre que vou ao Gayoso vou a tiro fixo, com alguma prova que outra, assím que pouco jogo a loteria.

    Tu es um pouco tocagüevos (cousas de ser um Varela, dos de Bas), assím que me tomo a tua opinião sob a Postreria com cautela.

  9. Montrovita Says:

    Nós tamén pedimos polo menos unha das súas especialidades: o polvo, e a última vez estaba pasado, correoso, rancio… A tiro fixo? Nin con esas saberás se acertar, faime caso.

    N da postrería xa dixen que fomos cando acababa de abrir e xa hai mais de dous anos, teremos que probar de novo.

    De tódolos xeitos, teremos que ir xuntos ao Gayoso e a Postrería para contrastar opinións.

    E moita honra ser un Varela dos de Bas.

    Un bico irmancinho.

  10. Rodrigao Says:

    E quem paga no Gayoso? melhor vemos a um sitio do que me falaram na Av. de Finisterre.

    Bicos

Leave a Reply